Categories
Libertad financiera

¿Por qué mis negocios siempre fracasan?

No hay nada malo en querer ser rico, ¡vinimos al mundo a prosperar!, pero cuando tus negocios fracasan uno tras otro sin importar tus esfuerzos o preparación, algo estás haciendo mal.

La mayoría de la gente emprende negocios con el objetivo de ganar dinero, comprar una casa o tener una vida lujosa.

No hay nada malo en querer ser rico, ¡vinimos al mundo a prosperar!, pero cuando tus negocios fracasan uno tras otro sin importar tus esfuerzos o preparación, algo estás haciendo mal.

Con frecuencia me topo con personas que me cuentan las ganas que tienen de ser millonarios y exitosos. Se sorprenden cuando les digo: “Eso es genial, y muy fácil de conseguir”, porque están acostumbrados a ver el dinero como algo que tienes que salir a buscar y por lo cual tienes que trabajar duro.

El éxito y el dinero son quizás los conceptos más sobrevalorados del mercado moderno. Cuando digo “sobrevalorado” me refiero a que podrías invertir miles de dólares en libros y cursos de marketing sin llegar nunca a entender cómo funcionan realmente las cosas o cuál es el secreto de las mentes millonarias.

negocios, ¿Por qué mis negocios siempre fracasan?, RitaEscribe

No quiero decir que no haya buen material ahí afuera del que puedes aprender (grandes autores como Brian Tracy y John C. Maxwell integran mentalismo y marketing en sus obras), el detalle es que todo se vende por separado por obvias razones, y lo que se vende junto suele ser demasiado superficial (al menos si buscas en la estantería de libros de negocios).

En el campo de los libros de espiritualidad ocurre lo mismo. Un buen ejemplo es “El Secreto”, del que hablo en otro artículo. Cientos de personas dieron en el clavo construyendo una fortuna luego de leerlo y poner en práctica su filosofía… pero millones nunca entendieron una sola palabra.

No culpo a Rhonda Byrne, hizo una maravillosa tarea recopilando las bases de una de las leyes fundamentales del universo y compartiéndola con los demás, pero hay partes de la “cola del burro” que El Secreto no explica a fondo.

Estas partes se integran perfectamente como un rompecabezas que da sentido a todo lo que nos ocurre en la vida, incluyendo el “fracaso” en los negocios, el amor o los problemas de salud.

Las desventajas de ser pobre

La gente que “fracasa” en la vida tiene muchas cosas en común, pero la principal es que todas son pobres.

Y es importante aclarar que cuando uso el término “pobre” apunto a algo mucho más complejo y trascendental que crecer en condiciones austeras o vulnerables. De hecho, las circunstancias adversas son el terreno más fértil para el éxito y la grandeza, ya que ofrecen oportunidades de aprendizaje y desarrollo de la astucia que difícilmente vivirá una persona en condiciones más favorables.

Así que la auténtica pobreza no es un estado físico, sino mental.

negocios, ¿Por qué mis negocios siempre fracasan?, RitaEscribe

Si tengo que enumerar las desventajas de ser pobre, me perdería. Para empezar, los pobres ven el dinero y la felicidad como privilegios que la lotería de la vida decidió darle a otros. Algo que está “fuera” de ellos, así que tienen que sacrificarse y luchar para alcanzarlo.

El error de los pobres empieza aquí, cuando compran una visión del mundo hostil y siempre en contra de todo lo que quieren en la vida. La primera ley del mentalismo dice que nuestros pensamientos construyen nuestra realidad; tanto si pensamos que somos exitosos y capaces como si creemos que no lo somos, estaremos siempre en lo correcto.

Einstein dijo una vez que no se puede resolver un problema desde el mismo nivel de conciencia que lo creó. Parece un acertijo pero en realidad es muy sencillo de entender: no puedes tener éxito, dinero, amor o salud desde un nivel de conciencia no-compatible con el éxito, el dinero, el amor y la salud.

Esto no tiene nada que ver con una perspectiva religiosa de la vida (soy la persona menos religiosa del mundo), sino con una perspectiva ganadora.

Los pobres son, por naturaleza, perdedores y víctimas. De algún modo, el resto del mundo vive siempre en deuda moral con ellos, han sido abusados, engañados, traicionados, abandonados… Su historia de vida es trágica, y la convierten en una especie de estandarte que llevan siempre a cuestas.

El nivel de conciencia de los pobres se basa en la carencia, y esto rige todas las decisiones que toman y porqué las toman.

Si nos propusiéramos establecer la anatomía de un pobre, sería más o menos así:

  • Tendencia a enfocarse siempre en los obstáculos en lugar de las oportunidades.
  • Personalidad indefensa ante las adversidades de la vida, cosa que los lleva siempre a “resignarse” frente a las circunstancias y tomar decisiones que luego lamentan porque “no hay de otra”.
  • Una sensación de inferioridad permanente en relación con el dinero. Esto significa que no sienten ser capaces o dignos de adquirir y disfrutar grandes sumas porque, para eso, “hay que ser muy inteligente, muy suertudo o excesivamente trabajador”.
  • Un sistema mental basado en la persecución y búsqueda activa del dinero. Les cuesta proyectar sistemas de ingresos pasivos porque creen que la acción física garantiza mejores resultados.
  • Dificultad para permitir que el dinero salga (lo que llamo “síndrome de gasto con dolor”).
  • Un bajo poder de merecimiento; aunque desean una vida de riqueza, les cuesta valorar su tiempo y habilidades, y no les gusta cobrar por ello para evitar sentirse “malas personas”.

La gente fracasa cuando sigue la razón equivocada

A lo mejor hiciste una profunda investigación de mercado antes de lanzar tu producto o servicio, invertiste en publicidad, creaste un embudo de ventas muy completo y tienes muy buen branding… Aún así, tu negocio quiebra o no da los resultados que tenías en mente.

En Medellín aprendí una frase que te dicen cuando pasas demasiado tiempo en la ducha: “¡Eso no da leche!”. La misma reflexión aplica a las ideas de negocios ricas que tienen dueños pobres: “Eso jamás va a dar leche”.

negocios, ¿Por qué mis negocios siempre fracasan?, RitaEscribe

Puedes intentarlo las veces que quieras con nichos, micronichos, multiniveles, negocios virtuales o una cafetería, jamás funcionará si tu nivel de conciencia proyecta decisiones desde la carencia, porque no tendrás la capacidad de tomar decisiones arriesgadas necesarias para el crecimiento de cualquier proyecto.

Contarás cada centavo, harás una lista de resultados previstos, pros y contras, tablas comparativas… todo con el objetivo de sentir que tienes el control absoluto de la situación. Lo único que lograrás ejecutando el sistema mental del pobre es limitar la realidad e impedir que cosas buenas te ocurran.

Ser rico es lo contrario: permitir que las cosas ocurran, incluso si no las esperabas.

No importa si parece que algo inesperado te hace ganar o perder dinero, los ricos entienden que todo representa una oportunidad única de aprendizaje de la cual puede surgir un negocio exitoso.

Ojo: no quiero decir que para ser rico debas vivir sin planificar absolutamente nada o despertar cada día con un objetivo distinto, al contrario, seguir un objetivo claro (siempre y cuando te haga sentir pleno e inspirado) es la clave para tener éxito en todo lo que haces, pero una cosa es vivir con propósito y otra es cometer el error #3 de los pobres: establecer metas estrictas.

Las metas estrictas son excluyentes y limitativas. El sistema mental de los pobres los hace creer que vivimos en un mundo bicromático, de blancos y negros, donde las cosas salen bien o mal el 100% del tiempo. Los ricos, en cambio, saben que la paleta de colores es infinita, así que evitan ponerse metas y dejan que la inspiración guíe sus acciones.

Si me sigues, estarás cerca de entender una de las lecciones más importantes para tener éxito y riqueza ilimitadamente: la fórmula de la manifestación.

  1. Propósito
  2. Inspiración
  3. Intención

La fórmula es un tema complejo que abordo en otro artículo, sin embargo, el primer paso que necesito que tomes ahora es identificar las razones que has estado siguiendo para emprender proyectos en la vida.

Quizás resulte ser el sistema común entre los pobres:

  1. Persecución del dinero
  2. Decisión orientada a la persecución (no inspirada)
  3. Acción reiterativa

Bueno, pero ¿cómo dejo de fracasar en los negocios?

Empecemos por lo primero: crear un negocio (o elegir un empleo o profesión) porque necesitas el dinero es la forma más efectiva de pronosticar un rotundo fracaso.

Recuerda: los pobres piensan que el dinero es algo que debes perseguir y por lo cual tienes que trabajar duro. Los ricos saben que el dinero es la consecuencia de disfrutar haciendo lo que haces (vivir inspirado), y no se molestan en perseguir la riqueza porque saben cómo manifestarla.

negocios, ¿Por qué mis negocios siempre fracasan?, RitaEscribe

A lo mejor vas a pensar: ¿de qué demonios habla? Si no necesitara el dinero me relajaría en casa sin hacer nada… ¿Cómo voy a tener dinero sin mover un dedo?

Bueno, mi respuesta sería: es al revés, si te relajaras en casa (con todo lo que implica un buen proceso de relajación), no tendrías que volver a preocuparte nunca por el dinero.

Uno de los cuatro principios del taoísmo es fluir con la eventualidad:

“Cuando nada se hace, nada es dejado sin hacer”

A lo mejor es confuso si has crecido en un entorno social que considera indispensable tomar acciones físicas para manifestar consecuencias en el mundo real. Las filosofías de Oriente siempre han estado más cerca del Vórtice en ese aspecto, no porque sean genética o biológicamente superiores, sino porque han construido sistemas de creencias en torno a la observación de la naturaleza.

La Ley de la Inacción (o Wu Wei) nos invita a fluir naturalmente con las circunstancias en lugar de resistirnos a ellas, tal y como lo hace una planta durante su crecimiento y el resto de su ciclo de vida.

negocios, ¿Por qué mis negocios siempre fracasan?, RitaEscribe

La resistencia describe esa sensación de vivir contra la marea, en sacrificio o lucha permanente. No hay ningún beneficio en ello (aunque te hayan enseñado que sacrificarse es necesario para tener éxito).

La resistencia te llevará al fracaso y la miseria una y otra vez, porque hace parte del sistema mental de los pobres, se proyecta desde la carencia y va en contra de la inspiración.

Para tener éxito, no solo en los negocios sino en todo lo que te propongas en la vida, empieza por dejar de resistirte a las circunstancias.

Dejar de resistir no significa resignarse, sino cambiar de estrategia, como cuando la corriente es demasiado fuerte y descubres que te va mejor nadando en sentido contrario.

Asegúrate de estar siguiendo la razón correcta: aquella que se alinea con tu propósito o vocación y te hace sentir inspirado, de lo contrario perderás tiempo valioso de tu vida construyendo una casa de naipes sobre un precipicio.

Recuerda: el dinero es la consecuencia natural de disfrutar haciendo lo que amas y, bajo un sistema de pensamiento eficiente, debe fluir con facilidad. Si tienes que trabajar 10 horas al día para subsistir 1 mes, cambia de sistema.

Te recomiendo: 21 Secretos para hacerte millonario (audiolibro)

Brian Tracy forma parte del club de los aprendices de El Secreto que supo interpretar y aplicar la Ley de la Atracción y el pensamiento creativo para construir una vida de riqueza. En este audiolibro, comparte lo que ha aprendido a lo largo de la vida sobre negocios y mentalismo (y lo mejor de todo, en un lenguaje sencillo).

negocios, ¿Por qué mis negocios siempre fracasan?, RitaEscribe

Por Rita Arosemena P.

Sin sexo, sin raza, sin país. Un poquito asocial pero muy chévere cuando me conoces. Creo que el sentido de la vida es viajar por el mundo probando comidas raras (pero sin carne) y enamorándote cada día hasta de lo feo. La clave es vivir una vida inspirada y poner en práctica la Ley de la Manifestación.