Cómo hacer lo que amas sin morir de hambre en el intento (100% HONESTO)

Nunca me han gustado los quejicas (gente que va por la vida quejándose de la injusticia y sus “malas circunstancias” sin hacer nada al respecto). Por eso, aunque este es un artículo 100% honesto donde voy a compartir MI EXPERIENCIA PERSONAL, eso no significa que puedas leerlo, estar de acuerdo con todo y sentarte a esperar que las cosas cambien solas.

Probablemente estás aquí porque llegaste al límite de tu paciencia, odias tu trabajo, y a lo mejor eso te lleve a odiar también tu vida. Quieres un verdadero cambio y estás buscando ideas para empezar de nuevo. Si es así, lo que vas a leer puede ayudarte mucho, pero ECONOMIZA TIEMPO Y ENERGÍA LEYENDO ESTO ÚNICAMENTE SI VAS A HACER ALGO AL RESPECTO, porque de lo contrario perderás el tiempo a cambio de nada.

¿Quién soy para juzgarte?: un poquito de mi historia 🚵🏻‍♂️

No soy nadie para juzgarte, partamos de ahí para que nos llevemos bien y puedas leer hasta el final 🙂

Al momento de escribir esto, he vivido durante casi 4 años de negocios virtuales. No es nada nuevo, mucha gente lo hace, aunque puede ser difícil encontrar a alguien dispuesto a compartir desinteresadamente su conocimiento, y eso está bien:

Uno de los principios de la libertad es el mérito. Todos nacemos libres y tenemos derecho a la libertad, pero no todos tienen el valor de reclamar su libertad, así que me parece que SER LIBRE, a fin de cuentas, se gana.

Sobre todo en una época en la que muchos prefieren acumular cosas en lugar de acumular experiencias felices, me parece bien que los nómadas digitales hagan dinero con su conocimiento. Todos deberíamos hacerlo y así le romperíamos el “culo” al sistema.

Recapitulando, muchos nómadas, freelancers, empresarios digitales o como quieran llamarlo ofrecen su conocimiento a cambio de dinero, cursos en línea, e-books instructivos, etc. Justo así empecé yo: comprando el curso de alguien que en ese entonces sabía más que yo sobre todo esto de la independencia en formato digital.

Ahora: el camino no ha sido fácil. Como diría una sabia mujer en Le fabuleux destin d’Amélie Poulain: “son tiempos difíciles para los soñadores”, y nosotros, los ‘inadaptados’, a menudo somos rechazados, maltratados, traicionados y desmotivados por las personas que, se supone, están ahí para apoyarnos.

Nadie dijo que fuera fácil construir una mejor realidad en lugar de conformarse con la realidad de otros, pero los obstáculos no pueden ser una excusa (recuerda: nada de quejicas en este blog).

En mi caso, siempre supe que nací para escribir y crear mundos más interesantes que el “mundo real”. Tuve claro desde el inicio que la misión implicaba no tener un empleo normal 8/5 (8 horas al día, 5 días a la semana), en una oficina angosta con mala circulación de aire y cubículos de 3×3… Pero cuando le conté a mi familia que quería dedicarme a escribir y vivir de eso, el comentario más optimista fue: “Mejor estudia medicina, y cuando estés ejerciendo será más fácil ahorrar y publicar un libro” 😢

Como soy Tauro, me rebelé y juré NUNCA DEDICAR MI TIEMPO A ALGO QUE NO TIENE SENTIDO PARA MÍ, QUE NO ME HACE SENTIR ENTUSIASMO (que en latín significa: “Tener a Dios dentro de ti”).

Al sol de hoy, con 26 años, solo he trabajado en una empresa 8 meses de mi vida. No podía morir sin vivir la experiencia y confirmar que tenía razón.

¿Cómo empezó todo? 🤷‍♂️

Cuando tenía 22 años, poco después de haber terminado la universidad, conocí una pareja en la onda del emprendimiento (aunque su estilo era muy distinto al que yo, sin saberlo, estaba buscando). Lo suyo eran las redes de mercadeo, el multinivel y todo eso 😵

Siempre he dicho que la gente me gusta muy poco, y a veces paso por anti-social (aunque la verdad me encanta la gente, solo que no toda). Mi personalidad hizo que descartara en seguida su propuesta de unirme a un multinivel: nunca ha sido mi plan ir por la vida buscando adeptos 🤢 Cuando algo me convence, no me interesa convencer; me gusta pensar que la vida es una obra de teatro y cada quien desempeña un papel que hay que respetar.

Ya que el multinivel no era lo mío, pero la escritura SÍ QUE LO ERA, aquella pareja me recomendó comprar un curso que había visto en el periódico por esos días. El curso prometía enseñarte a ganar dinero escribiendo, algo que sonaba un poco a estafa segura, pero de todas formas hice la prueba e invertí $77 dólares que, en ese entonces, me parecieron una fortuna 😄 Hoy miro atrás y pierdo la cuenta calculando las veces que 💰he recuperado la inversión.

Hice el curso en una semana y, 15 días después, ya estaba generando más de $500 dólares mensuales:

, Cómo hacer lo que amas sin morir de hambre en el intento (100% HONESTO), (R)escribe
Captura de pantalla del pago de un cliente 🙂

No me malinterpreten, esto no le pasa a todo el mundo. Algunas personas tardan meses en alcanzar estos ingresos como freelancers, e incluso llegué a leer la historia de personas que, luego de 1 año, no habían logrado tener a su primer cliente 😨

Me considero una persona con suerte, creo que mi superpoder es ese, pero no soy tan simplista como para reducir todo al azar. Creo que todos nacemos con un propósito (más allá del dinero y las expectativas sociales) que tarde o temprano la vida nos empuja a cumplir, y cuando sabes cuál es tu propósito y tomas acciones orientadas a armonizar con lo que dicta tu voz interior, las cosas simplemente salen bien… como si fuera “suerte”.

Gané mi primer cliente (una editorial sudamericana) en una plataforma de freelancing que ya no existe: Nubelo, que ahora forma parte de Freelancer.com (puedes registrarte con este link y de paso ambos nos llevamos una comisión), y lo genial es que, casi 4 años después, sigo escribiendo para ellos 🥰

“No estoy de vacaciones, estoy trabajando”

Con el tiempo, el camino comenzó a hacerse más claro: aprendí a distinguir fácilmente entre lo que quiero escribir y lo que no (admito que, al principio, acepté todo tipo de encargos por el factor dinero). No fue sencillo, me daba miedo darme falsos aires de selectividad y no ser capaz de cumplir mi objetivo: hacerme un salario que me permitiera vivir (sin lujos ni cosas innecesarias, solo VIVIR) de lo que amo.

Aquí viene la primera gran lección de toda persona que quiera realmente vivir de su vocación sin morir de hambre: APRENDER A MERECER.

Ley del merecimiento: sin ‘esto’ no hay que ‘aquello’ 💸

El sistema educativo tradicional se caga en todos (francamente). No creo en las universidades convencionales, pero igual hice un posgrado en Docencia Universitaria donde aprendí cosas interesantes gracias al rector de aquel entonces: un filósofo de pensamiento liberal.

, Cómo hacer lo que amas sin morir de hambre en el intento (100% HONESTO), (R)escribe

La sabiduría de Mafalda…

La figura de la universidad fue creada con la intención de formar empleados. Es la base de las sociedades de antaño (digo de antaño porque las cosas están cambiando y hasta un burro lo podría ver, así que las universidades están cada vez más jodidas).

La sociedad NECESITA que los centros de estudio le garanticen una fuerza laboral constante y adoctrinada (no necesariamente capacitada, de hecho, a la CORPORACIÓN clásica le sirve más un empleado que no sepa hacer nada pero que obedezca).

La tarea de meternos en la cabeza que nacimos para ser empleados comienza nada más aprender a hablar: se motiva a los niños a disfrazarse de bomberos, arquitectos, médicos, abogados, cocineros… pero no a DESCUBRIR Y PERSEGUIR SU VERDADERA PASIÓN 👮🏻‍♀️💂🏼‍♀️👨🏻‍⚕️👨🏽‍🍳👩🏻‍🏫👉🏻🤯

El plan cubre todos los ángulos habidos y por haber, entre ellos, la idea de que EL DINERO ES UNA RECOMPENSA DIFÍCIL DE ALCANZAR Y HAY QUE TRABAJAR MUY DURO PARA LLEGAR A ELLA. Por eso, tener demasiado dinero es raro, sospechoso, y COBRAR DEMASIADO ES INHUMANO 😪

Cuando te escabulles del sistema de remuneración asalariada para dedicarte a lo que amas y vivir de ello, el MERECIMIENTO es uno de los aspectos que seguramente te bloqueará e impedirá tener éxito al principio.

Te sentirás miserable, confundido e inadecuado cuando sea hora de poner precio a tu trabajo, producto o servicio: una parte de ti, la que sabe cuánto has tenido que trabajar y sacrificar, te exigirá recibir a cambio un pago digno; la otra, esa que tiene miedo al CUCO del sistema, te dirá que no puedes cobrar más de lo que ganarías en una empresa.

¿Cobrar más de lo que gana la tía Concha como supervisora? ¿Cobrar más de lo que ganaría tu papá?

Si la voz del miedo gana, perderás el juego y tendrás que comenzar de nuevo o reconciliarte con el sistema tradicional. Si la voz del merecimiento gana, entenderás que EL DINERO NO ES ESE CÁLIZ RESERVADO PARA LOS PRIVILEGIADOS QUE TE HABÍAN CONTADO DE NIÑO, EL DINERO ES LA CONSECUENCIA DIRECTA DE HACER LAS COSAS BIEN 💪🏻, DE PONERLE EMPEÑO Y AMOR A TODO LO QUE HACEMOS.

Bueno, bueno… sé cuál es mi propósito de vida, pero ¿cómo gano dinero con eso? 🧐

La excusa de mucha gente es que su propósito de vida, su pasión, su vocación y apodos similares, NO SE PRESTA PARA MONTAR UN NEGOCIO RENTABLE.

Con todo respeto: NO SEAN QUEJICAS. Coca Cola (me encanta hablar de Coca Cola, aunque es veneno puro) nació como una bebida farmacéutica, y hoy todo el mundo se la toma con la ensalada. Todo el mundo.

, Cómo hacer lo que amas sin morir de hambre en el intento (100% HONESTO), (R)escribe

No importa si te gusta hacer figuritas de superhéroes con arcilla, ten por seguro que A ALGUIEN EN EL MUNDO LE IMPORTA LO QUE HACES, LE INTERESA Y ESTÁ DISPUESTO A PAGAR POR ELLO. Lo primero que necesito que hagas es dejar a un lado esa mentalidad de pobreza que te inyectaron de fábrica, necesito que te abras al mundo de oportunidades y posibilidades que hay ahí afuera, y que entiendas que TODO ES POSIBLE SI SABES CÓMO HACER LAS COSAS.

No me vengas con que no tienes dinero para emprender, ¡no necesitas dinero! Necesitas empuje y matemática básica (a mí nunca me fue bien en la escuela con la matemática, pero sé sumar y multiplicar y eso me basta para seguir haciendo dinero) 💸💸💸

Mira, la experiencia me ha enseñado que el camino #1 NUNCA es el único camino, aunque sea el primero que se nos ocurre. Inicié uno de mis emprendimientos más importantes hoy en día SIN NINGUNA INVERSIÓN, así que tomé el conocimiento y lo puse a trabajar: conseguí el primer cliente y él financió mi primer proyecto; con el pago cubrí los gastos del equipo y obtuve mi ganancia.

El cerebro te dirá que no puedes hacer nada sin dinero, que necesitas algo “seguro” antes de meter la pata… MENTIRA. Lo único seguro en la vida es que vamos a morir un día, el resto es mera preparación.

Afirmación: No necesito dinero para tener éxito, el dinero viene a mi naturalmente porque tengo éxito.

Tener un negocio exitoso es más fácil de lo que parece (pero no demasiado fácil, pon los pies en la tierra):

  • Haz negocios que involucren ÚNICAMENTE productos o servicios que conoces a la perfección (en serio, no te metas en terreno desconocido en este aspecto, porque perderás tiempo y dinero). Lo bueno es que, si algo te gusta mucho y no sabes lo suficiente del tema, siempre puedes aprender.
  • Entiende que el dinero llegará cuando identifiques claramente qué problema soluciona tu negocio. El éxito está en entender que nunca es un producto o servicio lo que vendes, sino una solución, y todos tus clientes deben verlo así.
  • Comienza despacio, la ambición solo es buena si no interfiere con la inteligencia.
  • Estudia el concepto escalera de precios; poco a poco irás descubriendo que lo que ofreces no termina ahí, y que hay otras maneras novedosas de ganar dinero haciendo u ofreciendo cosas relacionadas con lo que amas.
  • Al principio vas a querer hacerlo todo tú mismo por economía (de dinero, no de tiempo). Está bien, es parte del aprendizaje y del crecimiento, te ayudará a valorar cada centavo y a invertirlo sabiamente; pero a medida que crezcas, suelta las riendas, tienes que aprender a delegar o terminarás siendo esclavo de tu supuesta pasión en lugar de vivir libremente gracias a ella.

Seguro más de uno hubiera querido que le dé la idea de negocios del siglo con base en lo que quiere hacer en la vida, pero no puedo leer sus mentes así que es complicado dar una recomendación personalizada a cada uno. De todas formas, ¡no se desanimen! Este es solo el primer artículo que escribo sobre el tema.

Si lo tuyo son los negocios digitales… 😏

Hoy en día están de moda los negocios digitales, el freelancing (diseño gráfico, diseño de páginas web, desarrollo de software, apps, etc.) y el nomadismo digital (gente que viaja por el mundo tomando fotografías para vender, o escribiendo blogs que rentabilizan).

El propósito de haber nacido es tener el mundo como oficina 🌎, y vivir putamente bien en lugar de arrugarte todos los días el corazón como una pasita por estar haciendo lo que no amas.

Hay un universo de cosas valiosas que tengo para compartir en este aspecto, pero no me gustan los artículos eternos y es mejor que dejemos tela por cortar más adelante, así que cierro con unos brevísimos consejos:

  • 💻Freelancer: las plataformas aún son tus amigas. Una de las principales quejas son las comisiones, pero está bien para empezar. El objetivo es construir una cartera de clientes, no quedarte ahí para siempre. La mayoría de los empleadores que apuestan por freelancers (me incluyo) buscan en plataformas reconocidas como Workana y Freelancer.com; nunca me ha gustado Workana pero sé que a mucha gente le funciona, te recomiendo abrir una cuenta en ambas y ofertar todos los días. Luego de haberte hecho una buena reputación, podrás llevar a tus clientes fuera de la plataforma sin problema y acordar otro medio de pago que te convenga más.
  • 📸¿Artista gráfico? Están buscando tu trabajo por todas partes. Si eres fotógrafo o camarógrafo, tienes un mundo de posibilidades para comercializar tu trabajo y, con un sistema ordenado, ganar una suma de dinero significativa por ello. Estuve en el medio un tiempo, pero decidí que no me apasiona lo suficiente, aún así te dejo un dato: Pond5. Abre una cuenta y comienza a subir material (el mejor material que tengas), siempre hay canales de televisión, cineastas o productores buscando vídeos de relleno para sus proyectos y tú puedes convertirte en su proveedor.

Como dije antes, me encantaría hablar más de esto… en los últimos 4 años he aprendido mucho sobre cómo ser independiente con éxito y me gusta compartirlo con cualquiera interesado en dedicar su vida a ser feliz. Me encanta sentir que le ganamos al sistema.

, Cómo hacer lo que amas sin morir de hambre en el intento (100% HONESTO), (R)escribe
Se siente rico 😏

Sea cual sea tu pasión, hay infinidad de maneras de sacarle provecho y crear un sistema rentable que te permita vivir de lo que amas. Créeme, ya lo hice y sigo optimizando el modelo todos los días.

Si lo tuyo son los negocios físicos… 😏

No tengo nada contra los negocios convencionales, simplemente creo que deberían evitarse siempre que sea posible (demandan mucho más tiempo y dinero, y es más fácil esclavizarse). Tienes que cubrir facturas de las que gracias a Dios no sé nada: arriendo, transporte, seguros, etc.

En mi caso, lo único que me preocupa es tener una buena conexión a Internet, y de hecho tampoco necesito que sea tan rápida (en este momento tengo 6MBS ilimitados).

Pero de todas formas es constructivo hablar de negocios físicos, porque cada vez es más difícil que se sostengan. La gente está harta de lo mismo, así que los negocios físicos del futuro no se apartan del wellness o industria del bienestar; sin embargo, como este artículo se trata de motivarte a hacer lo que amas y vivir de ello (y no de recomendarte negocios en específico), lo que te recomiendo es convertir tu pasión en un remedio.

Difícilmente lograrás montar un negocio exitoso y duradero si te dedicas a vender cosas. Nadie quiere que le vendas cosas, quieren que ofrezcas soluciones a problemas de autoestima, vacíos emocionales, dudas existenciales, espacios de ocio… Todo el mundo está buscando algo. Concéntrate en saber qué busca la gente dispuesta a comprar lo que tienes para ofrecer.

, Cómo hacer lo que amas sin morir de hambre en el intento (100% HONESTO), (R)escribe

El consejo más importante que tengo para darte es evitar a toda costa las oficinas. En especial si eres autónomo, probablemente ni siquiera necesites un local, así que puedes ofrecer domicilios.

Las oficinas y los locales físicos complican todo; hay quienes todavía piensan que una oficina transmite seguridad y profesionalismo, pero puedes comunicar lo mismo con un buen branding y valoraciones positivas en Internet. Después de todo, para eso está la red, ¿o no?

Hasta aquí me da el tintero. ¡Hasta la próxima!