La fórmula de la manifestación ilimitada

La Ley de la Atracción es una de las claves indiscutibles del éxito.

Entender y aplicar esta ley puede cambiar la vida de una persona al hacerla consciente de cómo sus pensamientos y emociones construyen su realidad.

La manifestación es la consecuencia directa (y natural) de poner en práctica la Ley de la Atracción, y lo mejor es que no hay un límite o una lista excluyente de lo que podemos o no manifestar.

El poder de la manifestación yace justamente ahí: en la posibilidad de atraer a nuestra vida todo lo que siempre hemos soñado.

¿Cómo funciona la manifestación?

Los espartanos de la vida (como tú, ya que estás aquí) seguramente han leído o escuchado hablar de la Ley de la Atracción.

Es común asumir, cuando recién se emprende el viaje hacia la competencia espiritual, que poner en marcha la Ley de la Atracción se resume a “pensar en positivo“.

Aunque el pensamiento positivo es uno de los pilares de la prosperidad, se necesita más que pensar positivamente para manifestar nuestros deseos.

Es ahí cuando hablamos de una fórmula para la manifestación ilimitada, una serie de elementos que deben estar alineados para obtener lo que queremos.

Todo en la naturaleza nos habla de alineación y balance.

De hecho, creo que histórica y culturalmente hemos tomado todo lo que sabemos de la naturaleza, y eso está bien porque no hay fuente más confiable en el mundo.

manifestación, La fórmula de la manifestación ilimitada, RitaEscribe, RitaEscribe

En condiciones naturales, no basta con plantar una semilla para obtener frutos: la tierra debe ser fértil, el abono debe ser bueno y es necesario cuidarse de las plagas.

Lo mismo ocurre con la manifestación: tu mente debe ser fértil, lo que pones en ella debe ser bueno y es necesario evitar las plagas.

Para entender cómo funciona la manifestación, primero hay que asegurarse de que entendemos la función de cada ingrediente: propósito, inspiración e intención.

Propósito

No voy a decirte que hay una sola cosa que haces muy bien y para la cual seguramente naciste, porque si dependes de tus piernas para hacerlo, y pierdes tus piernas, tu vida dejará de tener sentido.

Por desgracia, el marketing espiritual y los libros de autoayuda fallan a la hora de explicar esto.

Creo que vivimos en un sistema radical que hace del propósito de vida una especie de culto, así que, cuando los atletas se ven obligados a colgar los guantes antes de tiempo, terminan cargando una doble decepción:

La propia y la ajena.

No naciste para algo en específico. Naciste para muchas cosas.

Transmutas con el tiempo, te transformas día a día, y lo que tiene sentido para ti hoy puede no tenerlo en una década.

manifestación, La fórmula de la manifestación ilimitada, RitaEscribe, RitaEscribe

No insinúo que no exista una causa profunda que da sentido a la vida humana. Lo que digo es que “esa causa” es menos compleja y mezquina de lo que pensamos.

Consiste en ser feliz.

La felicidad es un propósito común en todas las personas, sin importar su sexo, etnia o cultura.

Sería difícil encontrar a alguien cuyo sueño sea vivir triste y miserable por siempre, pero todos queremos ser felices.

Si entiendes esto, será más sencillo librarte de las expectativas sociales y seguir tu camino, porque cada decisión que tomes será a favor de tu felicidad.

Toma decisiones con propósito –que tengan verdadero sentido para ti– sin importar cuál sea.

Siempre que no dañes a nadie, estarás dando un paso importante hacia un estado elevado de consciencia. Una mayor comprensión de la felicidad.

Inspiración

Vivir una vida inspirada es indispensable para tener éxito y manifestar todo lo que tanto sueñas.

Cuando comencé a escribir, me resultaba sumamente difícil tener siempre algo que poner en la hoja.

Creía que era necesario ‘estar inspirado‘, y entendía la inspiración como un estado de abstracción espontáneo, imposible de predecir o replicar.

El curso online para ganar dinero escribiendo que compré por aquel entonces me ayudó a entender que, si pones tus esperanzas en algo que no puedes controlar, terminarás viviendo una vida incontrolable.

El éxito depende en gran medida de la disciplina, que consiste en la capacidad de actuar de forma ordenada y perseverante para alcanzar un objetivo. Cuando trabajas en tu disciplina, te resulta más sencillo vivir inspirado.

Vayamos a la raíz del término inspiración para entender mejor de qué se trata. Etimológicamente, significa inspirar o inhalar, sin embargo, también hace referencia a un estado de influencia divina.

La inspiración es el acto de ser ‘tocado’ por Dios de modo que somos capaces de discernir ágilmente, tomar mejores decisiones, crear y prosperar.

manifestación, La fórmula de la manifestación ilimitada, RitaEscribe, RitaEscribe

Vivir una vida inspirada consiste en sentirse bendecido en todo momento (en el sentido más anti-religioso de la ecuación).

Ser tocado por Dios no es otra cosa que permitir que las cosas sucedan, abrirnos a recibir (de la naturaleza y nuestro entorno) sensaciones placenteras.

No tienes que ser religioso para vivir inspirado, basta con dejar de luchar contra el mundo.

Dejar de sentirte una víctima de las circunstancias, abrirte a lo inesperado, construir relaciones sanas, cerrar ciclos tóxicos…

Para llevar una vida inspirada, el primer paso es declarar la paz contigo mismo y con el mundo.

Cuando lo hagas y descubras el increíble poder que hay en el arte de PERMITIR, ideas increíbles llegarán a ti cuando menos lo esperes.

Hallarás la solución a problemas que parecían imposibles de resolver y verás el camino despejado en dirección a tus sueños.

Intención

El tercer ingrediente de la manifestación ilimitada es la intención.

Muchos crecimos oyendo el refrán: “Lo que importa es la intención”. Quizás nunca lo entendimos a fondo en el pasado, pero es fundamental entenderlo ahora, de cara al futuro.

La intención es el resultado de la alineación entre nuestros pensamientos, nuestra voluntad y nuestros sentimientos o emociones.

Una frase de Gandhi resume muy bien lo que es la intención y cómo saber cuándo estamos fallando en algo:

“Cuando el ojo de una persona dice una cosa, su lengua otra y su corazón otra distinta, vive en un conflicto con la verdad”

La intención requiere que nuestros sentidos, palabras, mente y corazón estén de acuerdo.

De lo contrario, no solo nos perderemos del increíble poder de la intención para manifestar nuestros deseos, sino que también podríamos desencadenar efectos adversos.

La intención funciona como un direccionador energético de resultados.

Por eso, no sirve de nada poner tus pensamientos a trabajar en pro de un objetivo si tus emociones están en desacuerdo.

manifestación, La fórmula de la manifestación ilimitada, RitaEscribe, RitaEscribe

Un buen ejemplo es alguien que quiere casarse por presión familiar.

Puede que sus pensamientos apoyen la idea para no “decepcionar” a su familia. Su voluntad está a favor, pero sus emociones están en contra.

Puede que al final se case, pero con seguridad vivirá la eterna desdicha, salvo que sus emociones cambien con el tiempo.

¿Que si esto puede suceder? Desde luego que sí, pero cuesta un poco más.

Nuestros pensamientos van a una velocidad bastante superior a la de nuestras emociones. Es por eso que, cuando alguien a quien amamos nos hiere, nuestra razón decide cortar el vínculo, pero seguimos emocionalmente atados por un tiempo.

¿Qué ocurre cuando la ecuación está lista?

Milagros.

La manifestación es un proceso que debe ocurrir sin esfuerzo alguno, debe fluir naturalmente, y cuando propósito, inspiración e intención están alineadas, así ocurre.

No tienes que hacer nada fuera de lo común para cumplir tus sueños. El sacrificio y el trabajo duro están sobrevalorados.

Puedes no estar de acuerdo conmigo y eso está bien, pero piénsalo:

¿Cuántas de las personas que conoces, que trabajan duro y se sacrifican, son millonarias?

No funciona así.

De hecho, la vida se les hace más difícil y suelen tener problemas para sentirse inspirados o experimentar gratitud.

Puedes crear tu propio sistema y aplicarlo en todo momento, solo asegúrate de que realmente esté dando resultado; de lo contrario, cámbialo antes de que sea demasiado tarde.

¡La manifestación te espera!

Te recomiendo: Manifestación mágica de Alexander Wilson

manifestación, La fórmula de la manifestación ilimitada, RitaEscribe, RitaEscribe

Alexander desarrolló un programa de manifestación rápida basado en el uso de ondas cerebrales y códigos de reprogramación mental. Escuchando los audios que creó con ayuda de un ingeniero musical, puedes potenciar y acelerar tu capacidad de manifestación.

Share via
Copy link